EFI : European Forest Institute
Support EFIATLANTIC
Pinède
Le réseau pour la gestion durable des forêts cultivées.

français espagnol portugais english

FORSEE : Indicateur évalué

Indicador 2.4: Daños forestales

Coste

0,49 euros/ha

238,46 €/parcela

Resultado

Árboles dañados en las parcelas de muestreo

Table1

Table2

table3

table4

table5

table6

Observaciones

Del análisis de los datos de campo se puede constatar que existe una gran homogeneidad en cuanto al porcentaje de árboles dañados en cada una de las distintas parcelas realizadas en cada dispositivo, cifrándose en torno al 25 % de los árboles muestreados.

Los resultados del inventario, realizado conforme a dos tipos distintos de muestreo, muestran que los principales daños detectados se deben a factores bióticos. Si bien en el trabajo de campo no se han verificado importantes daños abióticos, las consecuencias de éstos han acentuado la presencia de los primeros.

Las acículas y hojas se revelan como los elementos más dañados dentro de los árboles muestreados. Este tipo de daños es más frecuente en las plantaciones de coníferas, mientras que otros tipos de daños no ligados al follaje están relacionados con los bosques naturales de frondosas, como los daños en el tronco y ramas intermedias (2-10 cm). En conjunto, no se observan diferencias significativas entre los promedios de árboles dañados en plantaciones de coníferas y bosques de frondosas.

Problemas y mejoras

Se trata de un indicador de difícil estimación, debido a la necesidad de una formación específica y unos conocimientos previos mínimos por parte del equipo de campo. Muchos detalles referentes al elemento dañado o al agente de daños pueden ser pasados por alto en el el caso de una evaluación rápida.

Sin embargo, resulta interesante comprobar que la variación existente en cuanto a personal de inventario, época de medición y métodos de muestreo se traduce en unos resultados medios semejantes para la Zona Piloto : en torno al 25 % de los árboles muestreados presentan daños. Este porcentaje resulta ser similar al encontrado en todo el País Vasco por el IFN3 (2005).

Aunque fácil de entender por todos, este indicador resulta difícil de describir cuantitativamente y de analizar a lo largo del tiempo, debido a la cantidad de subfactores que intervienen (elemento dañado, agente causal, porcentaje de daño, …). Los agentes causales son difíciles de estimar por personal no especializado en cada uno de los posibles agentes y, además, la interacción en cuanto entre los distintos agentes causales suele ser muy difícil de detectar y cuantificar.

Comentarios y discusión

Se observa que, a pesar de la variación existente, los dos métodos de muestreo de daños escogidos (protocolo IFN en subparcela principal y protocolo Forsee en tres subparcelas satélites), los resultados medios recogidos en cuanto a árboles dañados son semejantes, alrededor de una cuarta parte de los árboles muestreados.

iktiefc

Proyecto cofinanciado por la Unión Europea
Iniciativa Comunitaria FEDER
INTERREG IIIB Espacio Atlántico