EFI : European Forest Institute
Support EFIATLANTIC
Pinède
Le réseau pour la gestion durable des forêts cultivées.

français espagnol portugais english

FORSEE : Indicateur évalué

Indicador 6.05: Mano de obra en el sector forestal

Coste

0,006 euros/ha

Resultado

1. DIRAE: El empleo en aserradero, cepillado y fabricación de pasta

No hay datos por edad y sexo

table1

2. Empleos de propietarios forestales en 1999. Fuente: Censo Agrario

table2

Fuente: Censo Agrario.

No hay datos por edad y sexo

3. Empleos de rematantes y empresas de trabajos forestales 2000-2005. Fuente: Mesa Intersectorial de la Madera

table3

Fuente: Mesa Intersectorial de la Madera

A pesar de que la Mesa Intersectorial de la madera no oferece datos por sexo y edad, se podría aplicar a estos datos los porcentaje de mujeres y hombres que nos facilita el Censo de Población para el año 2001, código CNAE 020: 7% mujeres y 93% hombres.

Resumen

Con las fuentes disponibles, podríamos dar solamente un dato global de empleos ordenados en 3 categorías y cada 10 años (periodicidad del Censo Agrario):

  • Propietarios forestales
  • aserradero, cepillado y fabricación de pasta
  • Rematantes y empresas de trabajos forestales

Ahora bien, dentro de cada una de esos grupos podríamos dar, como ya se ha visto a lo largo del documento otro tipo de información adicional (sexo, distribución por comarcas y en algún caso edad) que puede ayudarnos a comprender mejor la realidad del trabajo forestal.

Observaciones

Según los últimos datos disponibles, correspondientes a 1999, las 294.118 has. forestales que hay actualmente en la CAE suponen para sus propietarios aproximadamente 3.288 UTAs que están especialmente concentradas en los bosques de resinosas. De hecho, las 162.921has de resinosas que había según el Censo Agrario de 1999, suponen 2.655 UTAs. Es decir, las hactareas de resinosas, siendo el 35% del total de has. De bosque suponen el 45% del trabajo realizado por los propietarios. No hay datos que permitan hablar de la evolución de estas UTAs ni de su distribución en función de variables como el sexo o el nivel de instrucción.

Es necesario esperar al siguiente censo para ver la evolución, pero al parecer las tendencias apuntan hacia cierto descenso del empleo forestal aunque en menor medida que el descenso que está ocurriendo en el empleo en el sector primario en su totalidad.

Por su parte, el número de empleos generados por las empresas de rematantes y de trabajos forestales se sitúan en 2005 en 902. Parece que en los últimos 3 años la tendencia al descenso en el número de empleos se ha detenido.

Por último, con respecto a aserraderos, cepillado y fabricación de pasta podemos decir que las variaciones en los últimos años (entre 1995 y 2005) no han sido importantes. La cifra más reciente corresponde a 2005 y se sitúa en 1.115.

Problemas y mejoras

Es importante tener en cuenta que técnicos o profesionales de la formación no están tenidos en cuenta en las fuentes manejadas.

Parece urgente disponer de datos estadísticos desagregados por sexo y edad.

Comentarios y discusión

En cuanto al empleo forestal, la importancia numérica de la población rural en el País Vasco ha sido descendente a lo largo del siglo. La evolución de la sectorización de la economía vasca se ha traducido, hasta finales de los años 80, en una progresiva pérdida de importancia socioeconómica de las zonas rurales con respecto a las zonas urbanas. Coincidiendo con los primeros resultados de la aplicación de los programas de desarrollo rural, es a partir de mediados de los 90 cuando esta tendencia empieza a ralentizarse e, incluso, se invierte en algunos de los aspectos claves para el desarrollo del medio rural como son: el mantenimiento de la población, la recuperación o protección de zonas de alto valor natural y paisajístico o la implantación de fuentes alternativas de empleo. Aunque positivo, el cambio de tendencia experimentado en el desarrollo del espacio rural vasco, como se observa en los resultados aún no es suficiente ni se ha consolidado.

iktiefc

Proyecto cofinanciado por la Unión Europea
Iniciativa Comunitaria FEDER
INTERREG IIIB Espacio Atlántico