EFI : European Forest Institute
Support EFIATLANTIC
Pinède
Le réseau pour la gestion durable des forêts cultivées.

français espagnol portugais english

FORSEE : Indicateur évalué

Indicador 4.1: Composición de especies arbóreas

Coste

1280 €

0,055 €/ha forestal

0,026 €/ha zona piloto

Estos costes comprenden:

table1

Resultados

1. Evolución de la Superficie Arbórea

La evolución y dinámica de la superficie arbolada que ha experimentado la Zona Piloto, ha sido muy intensa en las últimas décadas, acorde con la fuerte transformación de la zona costera de Galicia. Esta transformación del paisaje forestal ha estado motivada principalmente por el fuerte incremento de especies de crecimiento rápido, especialmente del genero Eucalyptus en las últimas décadas.

Para el análisis de este apartado nos vamos a centra fundamentalmente en las cuatro especies más representativas de la zona (Eucalyptus globulus, Pinus pinaster, Pinus radiata y Quercus robur), debido a la escala y metodología de trabajo seguido en la realización de los Mapas Forestales. Se ha hecho un estudio comparativo con los datos de superficie de las especies citadas anteriormente correspondientes al primer y segundo MFE (Tabla 1), con el objetivo de detectar los cambios, en cuanto a área forestal, que ha experimentado la Zona Piloto en los últimos años. En el Anexo cartográfico se adjuntan el Mapas Nº 4.1.1 Tree species composition con los datos del último Mapa Forestal Nacioinal (1998).

Tabla 1.Evolución de especies arbóreas comerciales entre 1987 y 1998.
table2
Fuente: Elaboración propia a partir del primer y segundo mapa forestal de españa.

Las especies que más han incrementado la superficie forestal han sido Eucalyptus globulus y Pinus radiata, debido a las intensas repoblaciones realizadas a partir de la década de los 80-90. En el Mapa Nº 4.1.3.Eucalyptus globulus stands (Anexo cartográfico), puede observarse el cambio experimentado por las masas puras de eucalipto, pasando de siete teselas en el 1ºMFE (1987) a 26 en el 2ºMF (1998). Si bien el número de teselas ha aumentado pero la superficie media por tesela ha disminuido ligeramente.

La superficie de Pinus pinaster, como masa monoespecífica ha disminuido, la razón es la fuerte expansión de Eucalyptus glubulus introduciéndose en las masas ya establecidas de P.pinaster formando masas mixtas, de ahí que este tipo de masas se incrementasen en 3157 ha en 11 años, como se puede observar en el Mapa Nº 4.1.4 Eucalyptos glubulus and Pinus pinaster mixtures (Anexo cartográfico). En el mismo también se puede cuantificar el aumento del número de teselas, pasando de 47 en el MFE de 1987 a 81 en 1998.

La capacidad de regeneración natural (por brote de cepa ó raíz y por semilla) del eucalipto facilita en parte el gran aumento de superficie ocupada por esta especie, tanto en masas monoespecíficas como mixtas. Un dato importante de cara al estudio de la Zona Piloto, es que la mayor expansión de superficie de eucalipto, como masa pura ó mixta, se ha producido de forma mucho más notable en los municipios de Aranga e Irixoa (Mapa Nº 4.1.3 y Mapa 4.1.4, del Anexo V). Por el contrario las plantaciones de Pinus radiata corresponden mayoritariamente al Municipio de Guitiriz, probablemente a las mejores condiciones ambientales.

Para las frondosas, especialmente para Q. robur, en general los datos obtenidos por comparación de los mapas forestales son bastante imprecisos, ya que denotan un incremento de la superficie desorbitado, pero que no se corresponde con la realidad, de ahí el que no se especificara cuantitativamente el incremento.

2. Situación Actual de las Masas Arbóreas

Dentro de las formaciones arbóreas autóctonas destaca la superficie ocupada por masas de Quercus robur (Carballeiras), que ocupan una superficie de 11.356 ha (Tabla 2), lo que representa el 39% de la superficie arbolada. Si bien en esta superficie (teselas) coexiste con 2 especies de coníferas, 8 especies de frondosas autóctonas (7 que aparecen en la tabla 2, más Fraxinus excelsior sin representación a nivel tesela, pero frecuente en rodales riparios ó vaguadas con humedad edáfica) y 3 especies de eucaliptos (Eucalyptus globulus, Eucalyptus oblicua y Euaclyptus nitens por orden de importancia en superficie).

Tabla 2. Distribución arborea por especies de las Carballeiras
table3
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Mapa Forestal de España (DGCONA)

Las masas de Pinus pinaster ocupan el segundo lugar de importancia, en cuanto a superficie, aunque su importancia relativa es progresivamente menor, tal y como se puede deducir de la Tabla 8. Solamente un 16% de estas masas se consideran específicamente puras y así teniendo en cuenta que proceden de plantación artificial se puede observar como se entremezclan con otras especies, fundamentalmente Eucaliptus Spp. y Quercus robur.

Del análisis del Mapa forestal 1 y 2 y de las parcelas de campo, se deriva claramente que en las mezclas de eucaliptos y Pino pinaste, la estructura de la masa evoluciona rápidamente disminuyendo la presencia del pino. Por ello teselas que en el mapa forestal 1, presentaban una proporción de 30% de eucaliptos y 70% de pino, en el segundo mapa forestal esta proporción ha sido la inversa. En las mezclas con frondosas (especialmente Quercus robur), Sanchéz et al (2002) han demostrado también que en las masas sin intervenciones la estructura de la masa cambia progresivamente, prevaleciendo las especies frondosas, especialmente Q. robur. Aunque esta dinámica se complica en aquellas teselas en donde hay presencia de eucalipto (205 ha en la zona piloto cuando se fotointerpreto el 2º MFE, y en continuo incremento), ya que dificulta el manejo selvícola y normalmente el pino y las frondosas son dominados por los eucaliptos.

Tabla 3. Distribución arbórea por especies en pinares de Pinus pinaster
table4
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Mapa Forestal de España (DGCONA)

En la Tabla 4, se indica la distribución de superficie de aquellas teselas en donde dominan los eucaliptos. De esta tabla se deduce en gran medida la tendencia observada en las tablas anteriores. Gran parte de la superficie actualmente dominada por eucaliptos eran antiguas plantaciones de Pinus pinaster, masas de frondosas y matorral. Solamente un 10% de las masas de eucaliptos son monoespecificas, de lo que se deduce que el principal medio de expansión de estas especies no es por medio de nuevas plantaciones, sino de la colonización natural o artificial de rodales o masas dominados por otras especies. También se debe referenciar, que a nivel tesela de eucaliptose ha producido regeneación de Quercus robur que llega a aparecer como segunda ó tercera especie.

Tabla 4. Distribución arbórea por especies en eucaliptares.
table5
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Mapa Forestal de España (DGCONA)

Las masas de Pinus radiata en la zona piloto proceden de repoblaciones artificiales en su totalidad, y en su mayor parte no se encuentran mezcladas con otras especies, como ocurría con las especies anteriores. La distribución por especies que se muestra en la Tabla 5 se refiere fundamentalmente a la presencia o ausencia en una determinada tesela de la especie, o a la mezcla por rodales o pequeñas parcelas. Esta situación es muy habitual, debido a la excesiva parcelación del terreno, y al frecuente uso en repoblación por los propietarios.

Tabla 5. Distribución arbórea por especies en pinares de Pinus radiata.
table6
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Mapa Forestal de España (DGCONA)

Los abedulares, como primera especie de la tesela, solamente representan el 1,47 % de la superficie total de la Zona Piloto (Tabla 11). Se tratan en su mayoría de abedulares seriales o de sustitución. Son masas acidófilas, de los pisos colino y montano (termotemplado, mesotemplado), en ombroclimas húmedo e hiperhúmedo, su origen puede calificarse de antrópico, ya que suelen sustituir a los robledales de roble pedunculado cuando estas masas son taladas o afectadas por incendio. En estos mismos pisos también aparecen abedulares edafohigrófilos (comunidades que se consideran variantes de robledales-alisedas) que aún no se han caracterizado y tipificado con detalle (RIGUEIRO, 2003).

Tabla 6. Distribución arbórea por especies en abedulares.
table7
Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Mapa Forestal de España (DGCONA)

Finalmente en la Zona Piloto existen otras teselas que en total no sobrepasan las 80 ha. La presencia de Pinus sylvestris es el testimonio de algunas plantaciones efectuada por el antiguo Patrimonio Forestal del Estado o el ICONA, y que actualmente se han sustituido o se están sustituyendo fundamentalmente por Pinus radiata, debido al menor turno de corta de esta última.

Tabla 7. Distribución arbórea de otras especies menos abundantes.
table8
Nota: Usos de la FRA 2005. F =forest, OW = other wooded land, OL = other land.

De manera general destaca la gran incidencia de de hábitats dominados por pinos (G3.F) y también las teselas dominadas por especies del genero Eucalyptus (G281). Aunque se sigue manteniendo una buena representación de robledales, que sin duda constituyen la etapa climax en la Zona Piloto. Sin duda la protección, conservación y mejora de los hábitats autoctonos nos indicaran las distintas pautas de actuación de cara a obtener una gestión forestal sostenible en un determinado área.

Observaciones

Problemas y mejoras

Comentarios y discusión

Para este indicador se ha clasificado la superficie forestal, atendiendo a la especie arbórea con mayor representación en la masa ó especie principal. El objetivo de realizar esta clasificación viene por la influencia que tiene el desarrollo y dinámica de la especie principal sobre el desarrollo y dinámica del resto de la vegetación y consecuentemente en la biodiversidad de un ecosistema, punto importante para el mantenimiento y conservación medioambiental para la gestión forestal sostenible.

En vista de los resultados obtenidos con respecto a la evolución de la superficie arbolada puede deducirse una constante actividad repobladora en la Zona Piloto, lo cual se puede interpretar positivamente de cara a la gestión forestal sostenible, teniendo en cuenta la capacidad de las especies productoras para la fijación del carbono (KAUPPI y TOMPO, 1993; PAIVINEN et al, 1999), control de la erosión (LÓPEZ CADENAS DEL LLANO, 1998), etc. No obstante también es importante considerar le escasa diversificación de especies de uso forestal productor, limitándose al uso de tres especies principalmente (Pinus pinaster, Pinus radiata y Eucaliptus globulus), lo que desde el punto de vista medioambiental y ecológico puede tener resultados puede dar lugar a procesos no deseables de simplificación y homogeneización (CAREY Y CURTIS, 1996; GALE, 2000).

Haciendo un balance global se ha observado que la superficie ocupada exclusivamente por frondosas autóctonas ó naturalizadas es bastante baja en comparación con la superficie ocupada por las tres especies de repoblación más empleadas (Pinus pinaster, Pinus radiata y Eucalyptus globulus). Las carballeiras de Q. robur, son las formaciones boscosas autóctonas más destacadas en la Zona Piloto, entremezclándose en ellas otras frondosas también de elevado valor ecológico y paisajístico.

De seguir así, con una continua expansión de especies introducidas, en algunos casos puede conllevar una progresiva reducción de la superficie de formación autóctona, como carballeiras (bosques de Quercus robur) y bosques de ribera, como puede verse de forma genérica en otros puntos de la geografía gallega (DÍAZ et al, 2001). Esto ha de regularse de cara a la conservación y mantenimiento de las masas y biodiversidad características de un lugar.

Por otro lado se ha observado también un elevado porcentaje de superficie forestal ocupado por masas mixtas, formadas por P. pinaster y P. radiata, que derivan muy a menudo de repoblaciones mixtas ó de regenerado natural de P. pinaster en zonas repobladas de radiata. Otro tipo de masas mixtas, común en la Zona Piloto, son las de P. pinaster y E. globulus, algo que desde el punto de vista silvícola no es muy deseado dado que tienen características ecológicas y morfología diferentes (RODRÍGUEZ et al, 1998). Con vistas a la valoración del presente indicador, es interesante la existencia y formación de masas mixtas, aunque siempre se ha de tener en cuanta la compatibilidad, en cuanto al crecimiento, requerimientos ecológicos y turnos de las especies de las especies, para poder obtener los beneficios esperados del monte a la vez que se cuida el mantenimiento y conservación de la diversidad.

Es importante resaltar la presencia de Quercus robur, entremezclado en las masas de Pinus pinaster y Eucalyptus spp., lo cual mejora la calidad escénica de estas masa a la vez que la diversidad florística y consecuentemente la faunística, al haber especies que obtienen cobijo y alimento de estas especies arbóreas. Aunque este aspecto positivo puede ser solo temporal, ya que el Q .robur en sus primeros años de desarrollo sí se ve favorecido por la sombra que le proporcionan otras especies de crecimiento más rápido como P. pinaster y Eucaliptus spp. (Rodríguez et al, 1997) y después termina desapareciendo ya que las otras especies de crecimiento más rápido ejercen una fuerte competencia por la luz.

Es importante comentar que en los protocolos propuestos por FORSEE, los tiempos invertidos en GIS y recopilación de información, un total de 20 dias, han sido estimados en común para los cuatro primeros indicadores, como se aclara a pie de página, mientras que la realización de cada una de las fases del presente indicador, con sus correspondientes tiempos, se han realizado de forma independiente al resto de los indicadores.

Además, en los protocolos establecidos por el grupo de expertos no se ha tenido en cuenta el tiempo necesario para la redacción de los resultados con sus correspondientes valoración y evaluación del indicador.

Con lo cual teniendo en cuenta los aspectos descritos en los párrafos anteriores, puede decirse que el tiempo empleado para el indicador no es excesivo y resulta fácil de testar.

Logo IEFClogo
Projet cofinancé par l'Union Européenne
Initiative Communaitaire FEDER
INTERREG IIIB Espace Atlantique