EFI : European Forest Institute
Support EFIATLANTIC
Pinède
Le réseau pour la gestion durable des forêts cultivées.

français espagnol portugais english

FORSEE : Indicateur évalué

Indicador 1.2.2 Volumen maderable comercial

Coste

583,77 €

0,047 €/ha forestal

0,032 €/ha Zona Piloto

Los costes comprenden:

Localización de parcelas IFN
Análisis datos de superficie
Procesado de datos
Ordenadores

Resultados

Tabla 1.2.2.a Nº pies y Volumen con corteza comercial (m3) en la Superficie Forestal de la Zona Piloto en 1990 y 2000

table1
1Superficie susceptible de explotación. 2Volumen con corteza

Tabla 1.2.2.b Volumen con corteza comercial (m3) por especie en la Superficie Forestal de la Zona Piloto en 1990 y 2000

table2
VCC: Volumen con corteza

Observaciones

Los resultados han sido obtenidos a partir de los datos del II y III IFN (1994 y 2.003 respectivamente) y el mapa de Superficie Forestal correspondiente clasificado por estratos (Indicador 1.2.1).

La metodología empleada en la evaluación del Indicador ha sido similar a la utilizada en el Indicador 1.2.1 establecida para el IFN. El método se basa en la extrapolación de los datos de las parcelas del IFN a la Superficie Forestal clasificada por estratos. En este caso se han incluido únicamente la superficie y las especies forestales objeto de extracción maderera en la Zona Piloto (información obtenida del Departamento de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda y Proyectos de Ordenación y Planes Técnicos de Gestión).

El volumen comercial ha experimentado un ligero incremento del 7,4% en el periodo 1990-2000. Por otra parte, el volumen comercial de haya corresponde al 83% del total en 1990 y al 82% en 2000. El porcentaje se mantiene prácticamente constante a pesar del incremento experimentado por el volumen comercial total de la Zona Piloto.

Problemática y mejora

Al igual que en el caso del Indicador 1.2.1, el principal problema en la evaluación del Indicador se centra en la no coincidencia geográfica de las parcelas del II y III IFN.

Por otra parte, la extrapolación de los datos a la Zona Piloto induce ciertos errores debido a la propia clasificación de la zona forestal en estratos y a la escala de los mapas de Superficie Forestal utilizados (Ver Indicador 1.2.1).

Finalmente, la selección de los pies objeto de aprovechamientos forestales se estableció a partir del diámetro normal (Dn), información facilitada por los IFNs. No obstante, en Navarra los pies y el volumen maderable son establecidos en función del diámetro en punta delgada según la especie y no a partir del Dn.

La mejora de la evaluación radica en el establecimiento de parcelas permanentes que permitan efectuar el seguimiento pie a pie de su contenido. En Navarra, el establecimiento de parcelas permanentes se adoptó en el III IFN, lo que solucionará el problema en comparaciones futuras.

Sería también recomendable, siempre que se trabaje con superficies pequeñas, la extrapolación de los datos de las parcelas a partir de una clasificación de las masas forestales más específica, así como el empleo de una cartografía base a una escala mayor, como pudiera ser una escala 1:5.000.

Por último, la selección de los pies comerciales a partir de su Dn no se considera adecuada, ya que en el caso de la Zona Piloto el diámetro comercial en punta delgada del haya es de 20 cm y sin embargo un pie con un Dn de dichas dimensiones produce escasos o ningún beneficio. Sería aconsejable determinar otro sistema más adecuado para seleccionar aquellos pies comerciales, o por lo menos separar aquellos pies con escaso beneficio, como puede ser el producto de una clara, de aquellos provenientes de una corta final.

Comentarios y conclusión

El haya es la principal especie generadora de productos madereros en la Zona Piloto, constituyendo aproximadamente el 82% del volumen maderable total en el 2000. Por otra parte, mientras el volumen comercial de ciertas especies, como el haya que ha experimentado un incremento de casi un 7%, otras especies han desaparecido de la Zona Piloto en el periodo comprendido entre 1990 y 2000.

Por otra parte, la metodología empleada en la estimación del Indicador lleva implícito cierta sobreestimación de los resultados, ya que las dimensiones mínimas consideradas para la elección de los pies comerciales han sido establecidas a partir del Dn de los pies. De esta manera, aproximadamente el 78% de las existencias totales corresponden a volumen comercial. Además, en la estimación se han incluido las zonas clasificadas como Otras Tierras Boscosas, zonas que normalmente no son objeto de explotación. Sin embargo, se ha decidido incluirlas porque no están sujetas a ninguna restricción en cuanto al aprovechamiento maderero.

Finalmente, sería muy interesante clasificar dicho volumen comercial en diferentes productos madereros, tal y como se hace en Navarra, ya que el valor de los productos obtenidos a partir de claras o clareos difiere mucho de aquél obtenido por cortas finales, así como los productos procedentes de diferentes especies forestales.

La evaluación del Indicador es casi automática una vez se dispone de datos del volumen maderero total y de las especies y zonas susceptibles de explotación. En la Zona Piloto, el problema de la aplicación del Indicador radica en la imposibilidad de vincular las parcelas del II y III IFN, lo que implica que el seguimiento del contenido de las parcelas en el periodo considerado no sea posible. Dicho problema quedará soslayado a partir del IV IFN.

Logo IEFClogo1logo2
Projet cofinancé par l'Union Européenne
Initiative Communaitaire FEDER
INTERREG IIIB Espace Atlantique