EFI : European Forest Institute
Support EFIATLANTIC
Pinède
Le réseau pour la gestion durable des forêts cultivées.

français espagnol portugais english

FORSEE : Indicateur évalué

Indicador 4.3 Naturalidad

Coste

429,77 €

0,035 €/ha forestal

0,024 €/ha Zona Piloto

Los costes comprenden:

table1

Resultados

Tabla 4.3.1 Superficie Forestal según la naturalidad de las masas forestales (2005)

table2

Tabla 4.3.2. Superficie de Bosque según la naturalidad de las masas forestales y tipo de bosque (2005)

table3

Observaciones

El Indicador ha sido evaluado a partir del mapa de Superficie Forestal (2005) (Indicador 1.1), ortofotos (2003), información disponible en el MCA (2004) y en los PO y PTG, datos de Reforestaciones de Terrenos Agrarios (RTA) en el periodo 2000-2005 y el Modelo Digital del Terreno (MDT).

Prácticamente el total de la Superficie Forestal de la Zona Piloto ha sido gestionada o intervenida por el hombre en mayor o menor medida. Sin embargo, existen zonas catalogadas como “Naturales”, delimitadas a partir de la pendiente del terreno y cuya inaccesibilidad ha conllevado el abandono de su explotación.

Por otra parte, tal y como viene delimitado en las definiciones establecidas por el TBFRA (2000), aquellas plantaciones que no han tenido una gestión intensiva en un periodo en el que la masa ha podido restablecer sus procesos naturales (caso del pino silvestre en la Zona Piloto), han sido consideradas como zonas “semi-naturales”.

Como se deduce de la tabla de resultados, aproximadamente el 96% de la Superficie Forestal se encuentra dominada por masas forestales semi-naturales y únicamente el 0,5% es considerado como zona natural, hecho que pone de manifiesto el carácter forestal de la Zona Piloto.

Problemas y mejoras

El principal problema encontrado en la evaluación del Indicador es la delimitación de las zonas clasificadas como naturales o no intervenidas, ya que las definiciones del TBFRA (2000) no establecen el periodo mínimo transcurrido desde la última extracción maderera para su consideración. Por otra parte, tampoco establecen el tiempo necesario para definir como “Semi-natural” una plantación, ya que las definiciones dicen textualmente que el concepto de plantación “excluye masas que fueron establecidas como plantaciones pero que no han tenido una gestión intensiva durante un periodo de tiempo significante: deberían ser consideradas semi-naturales”.

La delimitación de zonas actualmente no explotadas como zonas naturales no ha sido ejecutada en su totalidad ya que, en el marco del Proyecto, no han podido ser revisadas las autorizaciones de cortas o expedientes de aprovechamientos para un periodo de tiempo necesario para considerarlas como tales.

Comentarios y discusión

Los resultados obtenidos ponen de manifiesto el carácter forestal de la Zona Piloto. En concordancia con la extensión actual de los PO, prácticamente la totalidad de la zona está activamente gestionada.

Hay que destacar que la legislación de la Comunidad Foral de Navarra (LF 13/90 y DF 59/92) establece que al menos el 5% de la superficie de los montes catalogados (Montes de Utilidad Pública y Montes Protectores) debe ser destinada a evolución natural. Sin embargo, actualmente dichas zonas no pueden ser consideradas como naturales, debido a que su destino ha sido establecido según la fecha de aprobación del PO, con lo que se considera que no ha transcurrido el tiempo suficiente para determinar que la masa ha reestablecido sus procesos naturales.

Por otra parte, las plantaciones de especies introducidas abarcan una pequeña superficie en la Zona Piloto (2,6% de la Superficie Forestal). Existen plantaciones de Pinus sylvestris, especie autóctona en la zona, con edad en torno a los 90 años. Dichas plantaciones son un caso muy específico del monte Aezkoa, que perteneció al Estado hasta 1982.

Concluyendo, aproximadamente el 96% de la Superficie Forestal de la Zona Piloto es seminatural. El 85% de la Superficie Forestal está constituida por masas de hayedo y robledal, con una gestión poco intensiva, en las que el método de regeneración utilizado es el aclareo sucesivo por bosquetes, lo cual no implica necesariamente perdida de biodiversidad.

Logo IEFClogo1logo2
Projet cofinancé par l'Union Européenne
Initiative Communaitaire FEDER
INTERREG IIIB Espace Atlantique