EFI : European Forest Institute
Support EFIATLANTIC
Pinède
Le réseau pour la gestion durable des forêts cultivées.

français espagnol portugais english

FORSEE : Indicateur évalué

Indicador 6.6 Frecuencia de accidentes laborales (AT) y enfermedades profesionales (EP) en Selvicultura

Coste

533,27 €

Los costes comprenden:

table1

Resultados

Tabla 6.6.1. AT con baja en jornada de trabajo según grado de lesión e índices de incidencia para Navarra y AT registrados en la Comarca II en la Actividad Económica 02 (CNAE-93)

table2

Tabla 6.6.2. Partes de declaración de EP declaradas en la Act. Económica 02 (CNAE-93)

table3

Observaciones

Los datos de AT (Accidentes de Trabajo) a nivel regional se obtuvieron a partir de estadísticas oficiales del INSL Los datos a nivel Comarcal de AT y los de EP (Enfermedad Profesional), tanto a nivel regional como comarcal, fueron facilitados por el INSL para el último trienio. El índice de incidencia de AT se presenta a nivel regional, si bien se han incluido también los datos a nivel comarcal.

En 2003 se establecieron nuevos modelos para la notificación de los AT. Por ello, tanto para dicho año como para el siguiente, la valoración de la siniestralidad se ha de realizar con prudencia al producir que dichas modificaciones ciertos desfases en la notificación de los accidentes.

Según los datos de siniestralidad, “Selvicultura y Explotación Forestal” es la actividad económica con el índice de incidencia más elevado para 2001 y 2002, a gran distancia de la “Construcción” 2ª actividad con mayor siniestralidad, sector considerado crítico que presenta unos índices de 195,7 y 172,1 respectivamente. En el periodo 2003-2005, la mayor incidencia se da en la fabricación de otro material de transporte (CNAE-93: 35), a la que sigue la Selvicultura y Explotación Forestal, a gran distancia una vez más de la siguiente actividad con mayor incidencia (no se tienen en cuenta dos actividades con menos de 10 trabajadores).

Esta elevada incidencia se explica por el elevado número y complejidad de los riesgos laborales existentes en los trabajos forestales, con la particularidad de que en la mayoría de las ocasiones es el trabajador quien debe afrontar todos los aspectos relativos a la prevención de dichos riesgos. Además, la atomización de las empresas del sector, especialmente teniendo en cuenta la población afiliada en el régimen de cuenta propia” (40,58% a 31 de diciembre de 2005 para toda Navarra) “dificulta la puesta en marcha de planes preventivos. La temporalidad de los trabajos y la rotación de la mano de obra son otros dos problemas añadidos. Además, algunos equipos de protección individual (EPIs), por su diseño y color son inadecuados para la tarea que se realiza. En cuanto al control, dadas las características de la actividad, corta duración del trabajo, gran movilidad, dificultad en los accesos, alejamiento y dispersión, las inspecciones son casi inexistentes, por la dificultad de realizarlas” (Trabajos forestales. Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo. Junio 2006).

La incidencia de las EP en el sector forestal, es anecdótica comparada con los AT.

Problemas y mejoras

La mínima escala de ámbito territorial a la que se presentan los datos estadísticos es a nivel regional, según la Ley Orgánica 13/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, no pueden presentarse datos desglosados a un nivel menor (comarcal o municipal). A partir de ellos podría deducirse cual es la empresa en la que ha ocurrido el accidente. (Información facilitada por la Subdirección General de Estadísticas Sociales y Laborales del MTAS (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales).

Por ese motivo, los datos a nivel municipal se solicitaron al INSL desde donde se obtuvo el número de AT registrados por municipio, calculándose así el total de accidentes para la Comarca II. También se solicitaron los datos de EP ya que en las estadísticas para Navarra no aparecen desglosados por Actividad Económica.

No se han incluido datos de AT a nivel comarcal para el periodo 2000-2003 debido a que no han podido ser proporcionados por el INSL en el plazo de ejecución del Proyecto.

Para el cálculo del índice de incidencia de AT por mil trabajadores, el número de trabajadores se obtiene a partir del Servicio de Estadísticas de Protección Social del MTAS. Se calcula como una media interanual de los afiliados a la Seguridad Social en cada actividad económica en dos fechas diferentes (a 30 de junio y 31 de diciembre). En cualquier caso, aunque se dispone del dato a nivel comarcal, según conversaciones con el propio INSL, no sería correcto calcular el índice de incidencia por mil trabajadores a ese nivel ya que la extrapolación resultaría errónea debido al bajo número de trabajadores tenidos en cuenta. Por este motivo, se presenta el dato del número de accidentes en la Comarca II pero no el índice de incidencia.

Las cifras de los informes anuales de siniestralidad laboral son datos provisionales para el año en cuestión, ya que pueden producirse retrasos en las notificaciones. En dichos informes se incluyen los datos relativos al año anterior, y por lo tanto revisados; éstas son las cifras que se han tenido en cuenta a la hora de evaluar el indicador.

Sin embargo, a pesar de disponer de cifras para una serie de años, es preciso tener en cuenta que, como se ha comentado en el apartado “observaciones”, en enero de 2003 entró en vigor la orden TAS/2926/2002, de 19 de noviembre por la que se establecen los nuevos modelos para la notificación de los AT y se posibilita su transmisión por procedimiento electrónico. “Las novedades de este cambio retrasaron la comunicación de los datos y pudieron generar cierto grado de infranotificación como ocurrió en enero, con una reducción del 46% de los casos respecto al año anterior” (Informe de siniestralidad Laboral, Año 2003). “Por lo tanto, las comparaciones de los datos de accidentes de trabajo de 2003 con los datos de años anteriores deben realizarse con cautela, ya que con la entrada en vigor de la Orden TAS/2926 y la implantación del sistema Delt@ se han ocasionado desfases en la tramitación, motivados por la adaptación al nuevo sistema” (Anuario de Estadísticas Laborales y de Asuntos Sociales de 2003).

Conclusiones

Debido a las modificaciones llevadas a cabo en el año 2003 en la notificación de AT, la comparación de los datos con los de otros años adolece de falta de rigor. Es de prever una normalización a corto plazo una vez se consolide la adaptación a este nuevo sistema.

Este indicador se considera de gran interés para la evaluación de los AT y EP en el sector forestal, y refleja la situación de la prevención de riesgos laborales en el mismo.

En cualquier caso, es preciso disponer de datos desglosados por actividad económica según CNAE-93. Frecuentemente, como ocurre en las estadísticas del MTAS, esta información no se desagrega y el índice de incidencia se da por sectores o rama de actividad de modo que los accidentes en Selvicultura quedan englobados en el sector Agrario e incluidos en la rama “Agricultura, ganadería, caza y selvicultura”.

Logo IEFClogo1logo2
Projet cofinancé par l'Union Européenne
Initiative Communaitaire FEDER
INTERREG IIIB Espace Atlantique