EFI : European Forest Institute
Support EFIATLANTIC
Pinède
La red para el desarollo sostenible de los bosques cultivados.

français espagnol portugais english
IEFC - Forest pests and diseases - Consult - Euc-F-2
Common Forest Pests and Diseases in Europe - Euc-F-2

Pudrición blanca del eucalipto

Phellinus torulosus (Basidiomycota, Aphyllophorales).
Sinonímias: Fomes torulosus, Polyporus torulosus.

Árbol hospedante

Eucaliptos (Eucalyptus), Castaño (Castanea), Roble (Quercus), Chopo (Populus) y también sobre muchos árboles de hoja caduca.

Identificación

  • Los árboles presentan un bajo crecimiento, defoliación y muerte de ramas, y finalmente de la copa.
  • Presencia de grandes cuerpos de fructificación (carpóforos) en la base del tronco del árbol. En un principio son amarillos, después marrones y con forma variable (Foto 1).
  • Estos cuerpos de fructificación son perennes y pueden crecer y perdurar durante muchos años (Foto 2).
  • El duramen infectado suele mostrar una pudrición blanca esponjosa (Foto 3).
  • Las raíces también pueden verse afectadas.

Daños

  • El duramen dañado rebaja la calidad de la madera.
  • Los árboles afectados pueden sobrevivir durante varios años, pero la afección del duramen predispone a los árboles al derribo por el viento.

Biología

  • Cuando la madera está muy afectada, el hongo produce cuerpos de fructificación sexual de gran tamaño en la base del tronco del árbol (carpóforos).
  • Las esporas son propagadas por los carpóforos maduros.
  • Las esporas de P. torulosus pueden infectar a los árboles a lo largo de todo el año a través de heridas en la base del tronco.
  • Una vez dentro del árbol, el hongo crece principalmente en el duramen y en las raíces.
  • El hongo invade progresivamente la madera causando decaimiento y pudrición en las raíces, aunque los árboles pueden sobrevivir durante varios años.

Factores de riesgo

  • Los árboles adultos son más susceptibles al ataque por el hongo.

Control

Medidas preventivas

  • Evitar las heridas durante las operaciones selvícolas.
  • En los árboles con valor ornamental, las heridas deben de ser protegidas con una pasta a base de compuestos de cobre.

Medidas curativas

  • No hay fungicidas registrados contra esta enfermedad en España.
Foto 1: Cuerpos de fructificación de Phellinus torulosus en la base de un Eucalipto.
Foto 2: Grandes cuerpos de fructificación perennes de Phellinus.
Foto 3: Sección transversal de un duramen infectado con pudrición blanca.

Fotos : Photo 1, 2 & 4: F. Cataeno: 3: I. Melo.


Back to the list