Common Forest Pests and Diseases in Europe - Pin-F-7

Pudrición de la raíz de coníferas por Armillaria

Armillaria ostoyae (Basidiomycota, Agaricales)
Sinonimias: Armillaria obscura, A. mellea var. obscura, A. polymyces, A. montagnei var. umbrinolutea.

Pudrición agárica de las raíces de coníferas.

Árbol hospedante

Principalmente especies de pinos como P. pinaster, P. uncinata, P. radiata, P. sylvestris y P. taeda.

Identificación

  • Cuando el sistema radicular está completamente invadido se produce un decaimiento muy rápido de la copa del árbol: amarillamiento de las acículas que evolucionan a rojo y marrón (Foto 1).
  • Los árboles presentan puntisecado y ramas muertas en la copa. En los que acaban de morir se observa la presencia de un micelio blanco-cremoso en forma de abanico bajo la corteza del cuello de la raíz (Foto 2). En los pinos que llevan muertos mucho tiempo, el micelio se puede transformar en rizomorfos de color marrón o negro.
  • En el suelo y en el cuello de la raíz de árboles infectados, los rizomorfos de color marrón o negro crecen por fuera de la corteza.
  • Entre Noviembre-Diciembre aparecen grupos de cuerpos fructíferos (Fotos 3 y 4) en los hospedadores (en raíces, pie de los árboles muertos, tocones o a partir de los rizomorfos del suelo).
  • Para la identificación de las especies de Armillaria a partir de los rizomorfos o de la madera infectada, existen métodos bien desarrollados que han de llevarse a cabo en laboratorios especializados.

Daños

  • A. ostoyae es mortal para los árboles. Muchas veces la mortalidad aparece sin otros factores de estrés en el árbol.
  • La enfermedad está presente en todas las edades. Las marras pueden ser espectaculares en los primeros 5-7 años (tanto en plantaciones como en zonas forestales naturales). Después la mortalidad desciende. En rodales adultos, a menudo aparecen focos con árboles muertos y decaídos por la enfermedad.

Biología

  • El hongo es un patógeno primario sobre pinos, aunque también puede actuar como un parásito secundario o saprófito, sobre árboles caducifolios.
  • Armillaria se propaga de un árbol a otro por contacto entre raíces o por medio de los rizomorfos en el suelo. El papel de las esporas en la dispersión de la enfermedad no es bien conocido.
  • Después de la penetración de los rizomorfos, A. ostoyae invade las raíces por medio del micelio.
  • Después de la muerte del árbol, el hongo puede sobrevivir en los tocones o en las raíces muertas durante por lo menos 50 años, tanto en forma de micelio como de rizomorfos.

Factores de riesgo

  • La enfermedad de la raíz causada por Armillaria se encuentra principalmente en suelos con bajo pH y baja disponibilidad de nutrientes.
  • La incidencia de la enfermedad se incrementa al disminuir el contenido en arena de la superficie del horizonte mineral
  • La enfermedad puede propagarse por técnicas de laboreo.

Control

Medidas preventivas

  • En zonas con focos de infección, hacer zanjas de al menos 1 m de profundidad para aislar los árboles infectados de las partes sanas.
  • Cuando se establezcan nuevas plantaciones, tener cuidado en la preparación del terreno para prevenir la diseminación del patógeno.
  • Reforestar las zonas infectadas con árboles resistentes siempre que sea posible.
  • El control biológico, esperanzador in vitro, no es todavía operativo en zonas forestales.
  • Eliminar los tocones en zonas fuertemente infectadas.

Medidas curativas

  • El uso de fumigantes de suelo usados en huertos, viñedos y floricultura no está permitido en el monte.
Foto 1: Árboles de pino resinero muertos por A. ostoyae : decaimiento rápido de la copa con amarillamiento del follaje, que se vuelve rojo y marrón.
Foto 2: Abanicos miceliares de color blanco-cremoso debajo de la corteza del cuello de la raíz y del tronco de un árbol muerto.
Foto 3: Cuerpos de fructificación en el cuello de la raíz de un árbol muerto, en el otoño.
Foto 4: Cuerpos de fructificación creciendo a partir de los rizomorfos en el suelo.

Fotos : 1, 3 & 4: Brigitte Lung, 2: Inge van Halder


Back to the list