Common Forest Pests and Diseases in Europe - Pin-F-3

Roya de la torcedura del pino

Melampsora pinitorqua (Basidiomycota, Uredinales)

Árbol hospedante

  • Pinos de dos acículas, especialmente el pino resinero (Pinus pinaster) y el pino silvestre (P. sylvestris).
  • Hospedantes alternativos: Populus tremula, P. tremula x alba.

Identificación

Sobre pinos jóvenes:
  • En la primavera del primer año, presencia de lesiones anaranjadas con esporas (eciosporas), que son precedidas en ocasiones por algunas decoloraciones (Fotos 1 y 2).
  • Marchitamiento y distorsión de los brotes que pueden aparecer con la forma de una bayoneta (Fotos 2 y 3).
  • Solo el estadío ecial es típico de M. pinitorqua. No existen otras royas descritas sobre los brotes de pino. Sin embargo, la distorsión de los brotes también puede ser causada por insectos como la polilla del brote del pino (Rhyacionia buoliana), pero en este caso aparecen sobre el brote los agujeros de entrada de los insectos y resinación.

Sobre chopo:
  • En verano, pústulas anaranjadas que esporulan (con urediosporas) sobre la superficie inferior de la hoja,
  • En otoño, pústulas oscuras (con teliosporas) en la superficie inferior de las hojas senescentes o caídas en el suelo.
  • Existen cuatro royas alternantes sobre chopo que poseen características morfológicas similares: M. pinitorqua, M. larici-tremulae (ecios sobre Larix), M. rostrupii (Mercurialis) and M. magnusiana (Chelidonium, Corydalis) .

Daños

  • Pequeños chancros, distorsión de los brotes y marchitamiento. Cuando la guía terminal es afectada, se producen pérdidas en el crecimiento y deformaciones en el tronco (Foto 4).
  • Solo los árboles jóvenes son afectados, normalmente antes de que alcancen una altura de 2 a 3 metros.

Biología

  • Los brotes de pino son infectados por las basidiosporas que se producen en la primavera a partir de las teliosporas, sobre las hojas muertas de los chopos caídas en el suelo.
  • Las eciosporas producidas en los pinos infectan las hojas de los chopos, lo que origina la producción de urediosporas. Durante el verano, se produce la fase de multiplicación del hongo, ya que las urediosporas pueden reinfectar a los chopos.
  • El hongo inverna en forma de teliosporas sobre las hojas muertas de chopo caídas en el suelo.

Factores de riesgo

  • La presencia de chopos es necesaria para que el hongo pueda completar su ciclo biológico. Está asumido que el riesgo es importante cuando la distancia entre los chopos y los pinos es menor de 200 metros.
  • Las infecciones de los pinos son favorecidas por tiempo suave y lluvioso en primavera.
  • Cuanto más largos son los brotes, más probable es que sean infectados (“efecto diana”). Los pinos con un crecimiento rápido presentan normalmente mayores tasas de infección y daño.

Control

Medidas preventivas

  • Evitar la presencia de chopos en las proximidades de las plantaciones de pinos. Sin embargo, la eliminación de los chopos debería de ser considerada cuidadosamente teniendo en cuenta que los chopos suelen rebrotar, siendo los chupones más susceptibles al ataque de la roya que los árboles maduros.
  • En sitios de alto riesgo (e.j. con chopos infectados), los rodales de pinos debe de ser plantados a altas densidades para cubrir posibles daños (eliminación de los árboles dañados en las primeras claras). En estos sitios, la fertilización debe de ser retrasada hasta que los árboles alcancen los 2-3 metros de altura.

Medidas curativas

  • Algunos fungicidas han demostrado ser efectivos frente a esta enfermedad, con una única aplicación anual, pero no están autorizados en el monte (en España, Francia o Portugal).
Foto 1. Infecciones con esporas (eciosporas) de M. pinitorqua en un brote de pino en crecimiento.
Foto 2. Brote distorsionado tras numerosas infecciones.
Foto 3. Pino fuertemente infectado con distorsión de brotes y marchitamiento.

Fotos : Marie-Laure Loustau


Back to the list