Common Forest Pests and Diseases in Europe - Pin-I-14

Hylobius abietis

Hylobius abietis (L) (Coleoptera, Curculionidae)

Árbol hospedante

Todas las especies de pinos (Pinus), pseudotsuga (Pseudotsuga) y pícea (Picea).

Identificación

  • En planta joven o planta de vivero presencia de zonas descortezadas en el tallo y ramas acompañadas de exudación de resina (Foto 1).
  • Con frecuencia muerte de la parte apical de la planta o de partes de la misma por encima del área descortezada (Foto 2).
  • En primavera y a finales de verano se puede ver al adulto, un gorgojo de tamaño considerable, sobre la planta, especialmente en días nublados. Son de color negruzco con manchas de color crema, de 8 a 14 mm de longitud y presentan un rostro prolongado con las antenas insertas al final del mismo (Foto 3).
  • Atacando a planta joven de pino pueden observarse otros dos gorgojos: Pissodes castaneus (=P. notatus) y Brachyderes lusitanicus. P. castaneus tiene las antenas insertas más o menos en la mitad del rostro y es de menor tamaño (6 – 9 mm), presenta una coloración marrón con diferentes manchas de color crema. Brachyderes lusitanicus es también más pequeño (7-11 mm) y tiene un cuerpo oblongo y de color negro. El rostro es mucho más corto y ancho y las antenas se insertan al final del mismo.

Daños

  • Hylobius causa daños importantes en plantaciones jóvenes y viveros.
  • El tipo de alimentación practicada por los adultos en el tronco puede causar el anillamiento del mismo y por tanto la muerte de la planta.
  • La mortalidad se produce mayoritariamente durante los dos primeros años de plantación y generalmente los daños más severos ocurren muy pronto en la primera estación de crecimiento.
  • Los árboles que sobreviven muestran una reducción del crecimiento. Los daños son más intensos en plantas pequeñas y de crecimiento lento.

Biología

  • Precisan uno o dos años para completar una generación.
  • Los adultos pasan el invierno en tocones, árboles caídos y en el suelo.
  • Se alimentan de la corteza fina de las plantas en abril-mayo y agosto-septiembre.
  • Realizan la puesta en la base de los tocones y en los troncos.
  • La densidad de población es muy variable y depende de la disponibilidad de lugares de cría y de refugios para pasar el invierno (tocones frescos y troncos).

Factores de riesgo

  • Viveros o plantaciones jóvenes instaladas cerca de áreas donde se realizaron cortas, especialmente en lugares dañados por el fuego, son muy susceptibles a ataques por el hecho de que los adultos crían y pasan el invierno en los tocones.
  • Cuanto más pequeño es el tamaño de la planta menor es su capacidad para soportar un ataque.
  • Planta bajo condiciones de estrés hídrico son más susceptible a ataques.
  • Los daños son mayores en plantas dañadas por una inapropiada manipulación durante el transporte, almacenamiento o la plantación.

Control

Seguimiento

  • Observación del número de plantas atacadas y nivel de daño.

Medidas preventivas

  • Eliminar material adecuado para la puesta como tocones o troncos.
  • En áreas próximas a una corta esperar un par de años antes de plantar, permitiendo a la población de Hylobius agotar sus recursos nutritivos y por tanto disminuir en número.
  • Plantar después de escarificar el suelo exponiendo el suelo mineral. Esto disminuye el daño porque los gorgojos evitan permanecer en áreas con suelo mineral puro.
  • Uso de árboles cebo para atraer a los adultos, destruyéndolos después de ser colonizados.
  • Practicar pequeños zanjas de 20-25 cm de profundidad alrededor de la plantación, especialmente si hay zonas de cortas recientes en las proximidades (las zanjas sólo son eficaces si no hay tocones frescos dentro de la zona plantada).

Medidas curativas

  • No hay insecticidas registrados en España o Portugal contra esta especie.
  • En Francia las plantas jóvenes pueden ser tratadas con Permetrin o Delatmetrin, y se puede aplicar Carbosulfan en el orificio de plantación.
Foto 1: Tronco descortezado en una planta joven.
Foto 2: Aspecto general de un árbol atacado con el ápice seco.
Foto 3. Adulto.
Foto 4: Un factor de riesgo: tocones en la proximidad de una planta joven.

Fotos : María J. Lombardero


Back to the list