Common Forest Pests and Diseases in Europe - Pin-F-5

Corazón Rojo

Phellinus pini (Basidiomycota, Aphyllophorales).
Sinonímias: Fomes pini, Trametes pini, Xanthochrous pini.

Podredumbre roja del corazón, Podredumbre alveolar blanca, Podredumbre anular rojiza

Árbol hospedante

Pinos (Pinus), suga (Tsuga), picea (Picea), alerce (Larix), abeto de Douglas (Pseudotsuga menziesii), enebro (Juniperus) y tuya (Thuja plicata).

Identificación

  • Los árboles presentan crecimiento escaso, con hojas cloróticas y, a veces, desecación apical.
  • Presencia de cuerpos fructíferos perennes (carpóforos) en tronco o ramas. Los carpóforos presentan gran variación en grosor y tamaño, y poseen una amplia base, un borde agudo a obtuso, y consistencia leñosa. La superficie inferior es de color marrón amarillento a marrón grisáceo, con poros de formas irregulares (Foto 1 y 2).
  • La madera infectada adquiere un tono entre rojo claro y marrón rojizo (Foto 3).
  • En pudriciones avanzadas, sobre la madera degradada aparecen puntuaciones alveolares de color blanquecino.
  • La infección avanza a lo largo de los anillos anuales de crecimiento formando anillos concéntricos (Foto 4).

Daños

  • Reducción de la calidad de la madera. La madera afectada suele tener alto contenido en resina.
  • La resina puede escurrir formando vetas de hasta 10 ó más metros, inutilizando así el tronco para el aserrado.
  • Los árboles afectados pueden sobrevivir durante varios años, pero el decaimiento progresivo predispone a los árboles al derribo.

Biología

  • Las esporas (basidiosporas) se dispersan por el viento y pueden penetrar a través de las heridas en cualquier época del año.
  • El hongo crece lentamente en el duramen (sólo 5-10 cm./año).

Factores de riesgo

  • Los árboles de mayor edad son más propensos a la invasión por el hongo.

Control

Medidas preventivas

  • Evitar las heridas al realizar las labores selvícolas.
  • En montes ordenados, la tala final debe de realizarse a una edad temprana.
  • En ejemplares con valor ornamental deben de protegerse las heridas con mastic, siendo indicados los formulados basados en cobre.

Medidas curativas

  • En Canadá se realiza con éxito el control biológico con Ascocoryne sarcoides pero no está registrado su uso ni en España, ni en Francia ni en Portugal.
Foto 1: Carpóforo joven de Phellinus pini sobre tronco.
Foto 2: Carpóforo, leñoso y perenne.
Foto 3: Sección transversal de madera infectada por Phellinus pini.
Foto 4: Duramen infectado, con líneas de color rojo claro a marrón rojizas y pequeñas puntuaciones alveolares blancas.

Fotos : F. Caetano.


Back to the list