Informe del IPCC sobre el cambio climático 2022: impactos, adaptación y vulnerabilidad - Instituto Europeo Del Bosque Cultivado
Entradas Informe del IPCC sobre el cambio climático 2022: impactos, adaptación y vulnerabilidad

Informe del IPCC sobre el cambio climático 2022: impactos, adaptación y vulnerabilidad

Informe del IPCC sobre el cambio climático 2022: impactos, adaptación y vulnerabilidad

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha publicado recientemente un informe sobre los impactos, la adaptación y la vulnerabilidad de la sociedad y los ecosistemas al cambio climático. Representa la contribución del Grupo de Trabajo II al Sexto Informe de Evaluación. El informe completo, el “Resumen para responsables de políticas” y el “Informe técnico” pueden consultarse en https://www.ipcc.ch/report/ar6/wg2/y los recursos, incluidas las presentaciones y los multimedia, en https://www.ipcc.ch/report/ar6/wg2/resources/presentations-and-multimedia.

El informe expone en términos muy desalentadores las consecuencias del continuo aumento de las temperaturas globales. En particular, se centra en las consecuencias de que la temperatura aumente hasta 1,5 ºC por encima de las temperaturas preindustriales (el aumento actual es de 1,05ºC). Muchos de estos impactos se mantendrán incluso si el aumento de la temperatura vuelve posteriormente a ser inferior a 1.5 ºC.

En el caso de los bosques, se producirán cambios en la estructura y la fenología de los ecosistemas en todas partes, siendo los cambios especialmente fuertes en la región mediterránea y en las regiones montañosas. Para algunos ecosistemas, un aumento de la temperatura por encima de 1,5 ºC desencadenará un punto de inflexión y se producirá una pérdida irreversible de los servicios ecosistémicos. Ya existe a día de hoy un claro impacto económico en los sectores expuestos al clima, con efectos regionales en la silvicultura. También hay pruebas de cada vez mayores pérdidas debido a los efectos combinados de las condiciones de calor y sequedad y las condiciones meteorológicas extremas.

El informe sugiere que hay un claro progreso en la planificación e implementación de la adaptación, con la consiguiente generación de múltiples beneficios. En el caso de la silvicultura, esto requiere el desarrollo de una gestión forestal sostenible, la diversificación y el ajuste de la composición de las especies arbóreas para aumentar la resiliencia, y la gestión de un mayor riesgo de plagas, enfermedades y diversos peligros abióticos. Sin embargo, los avances en materia de adaptación están distribuidos de forma desigual, ya que muchas iniciativas dan prioridad al riesgo de reducción climática inmediata y a corto plazo, lo que reduce la oportunidad de una adaptación transformadora a largo plazo. También hay una mayor evidencia de mala adaptación en algunos sectores y regiones que encierran vulnerabilidad, exposición y riesgos que serán difíciles y costosos de cambiar en el futuro.

El informe indica que los impactos del cambio climático son cada vez más complejos y difíciles de gestionar. Se producirán múltiples peligros climáticos simultáneamente y habrá múltiples y complejas interacciones con el riesgo resultante en cascada entre los distintos sectores y regiones. Cada vez resulta más necesario adoptar medidas de desarrollo de resiliencia climática globales y este desarrollo requiere la cooperación internacional de los gobiernos en colaboración con las comunidades, la sociedad civil, los organismos educativos, las instituciones científicas, los medios de comunicación y el mundo empresarial. También está claro que salvaguardar la biodiversidad y los ecosistemas es fundamental para un desarrollo de resiliencia al clima. Esto pone de relieve el papel clave de la silvicultura para ayudar a nuestra adaptación al cambio climático y la necesidad crucial de desarrollar sistemas forestales resilientes que puedan seguir proporcionando servicios ecosistémicos incluso con un nivel de riesgo cada vez mayor de peligros bióticos y abióticos.

Barry Gardiner (IEFC)